Las tres preguntas existenciales del murciano

Todo ser humano se hace en su vida una serie de preguntas que le dirigen a entender su existencia. 1. A dónde voy. 2. De dónde vengo 3. ¿Quién soy?Esta es la divertida versión murciana:1. Pijo, ¿Quien ere?2. Acho, ¿De dónde vieneh?3. ¿Ande vamo a cená esta noche?


¿Cómo sabes que la Comunión es verdad?

¿No será un bocadillo pequeño?La existencia de Dios es evidente: el hecho de que todos los científicos pongan un comienzo al planeta tierra y al universo es ya una señal cierta de que alguien lo hizo, pues de la nada, nada sale. Se diría que la fe no es necesaria para creer en Dios: sabemos…
Leer anécdota


Prefiero no pensar

Estaba charlando con un amigo de la universidad sobre la existencia de Dios y el sentido de la vida. La situación era una animada conversación, entre dos clases, tomando una cerveza; teníamos una hora disponible, la pasamos debatiendo intensamente. Cuando ya se nos acababa el tiempo, mi amigo veía que cada vez tenía menos argumentos contra la existencia de…
Leer anécdota


Ser valiente y dar la cara (testimonio)

El que no llora, no mama: Cristianos perseguidosDos monjas y una laica salían de la Catedral de Valencia. Un borracho las vio pasar y le salió de dentro eso de:– Reprimiiiiidas…La laica se volvió y, sin pararse, le largó:– Y tú, hijo de puta.Estoy seguro de que el señor que se aferraba a su botella…
Leer anécdota


Tenemos fecha de caducidad

Tienes siete días:Mi amigo Johannes B.H., de Alicante, salía del oncólogo con su sentencia de muerte. Calvito (por la quimio) estudiante de filología, tenía metástasis galopante después de luchar un par de años contra su cáncer de pulmón. Dos operaciones tremendas. Miraba a “su semana”: tienes siete días, le habían dicho.Primero decidió hacer una confesión…
Leer anécdota


Materialismo y Dios

Lo veo pero NO LO VEO Continúa en Leer más… Cierto día, el Cardenal Weisman discutía con un inglés utilitarista sobre la existencia de Dios. A los argumentos del gran sabio, respondía el inglés con mucha flema: “No lo veo, no lo veo”. Entonces, el Cardenal tuvo un rasgo ingenioso. Escribió en un papel la…
Leer anécdota


Aunque la mona se vista de seda…

… Mona se queda:Los premios a los animales, la atribución de derechos y de cualidades humanas llega a veces al absurdo, cuando la carrera se dirige al objetivo de llegar más lejos que los demás. En cambio todos sabemos cuánto valoramos los seres humanos unas palabras de aliento, una frase de perdón, una excusa amable…
Leer anécdota