Injusta

Santa Adelaida

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Nace en el año 931 en la península Itálica, y el destino le lleva a convertirse en emperatriz, casada con el rey Lotario. Ya madre, queda viuda con dieciocho años. En su segundo matrimonio, también regio, sufre la cárcel y […]


Humor para un viernes cualquiera: las leyes y las salchichas

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Hay algún personaje que lleno de sentido común afirma: hay dos cosas que debemos evitar ver en su estado de «producción»: las salchichas y las leyes. Hay muchos perjuicios que se extraen de considerar que la verdad no existe, sino […]


Calumnia, que algo queda

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, media: 4,83 de 5)
Cargando…

Todos hemos experimentado la necesidad de ir a cierta reunión para que no se hable mal de nosotros en nuestra ausencia. También la despedida simultánea del grupo de comadres, disolviéndose definitivamente para que nadie hable mal de los que se […]


Herodes mató a menos gente: los diez tópicos abortistas.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Un día esta locura se verá como es: un exterminio Puesto en plata y positivo: La mujer no es dueña de su cuerpo, ya que el feto es otro ser diferente, que depende de ella. El embrión no es una masa […]


No me creo que todo es relativo (ni que todo depende…)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, media: 2,00 de 5)
Cargando…

¿Qué me están contando?NO ES LO MISMO SER HOMBRE QUE MUJER… Sudáfrica cree que Guinea Ecuatorial coló dos hombres en el torneo preolímpico de fútbol femenino Continúa este ejemplo gráfico que desnuda la dictadura del relativismo… No me la cueles: […]


Qué soledad, después de una satisfacción injusta

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Qué soledad tan grande, después de descubrir la profundidad del mal causado. ¡Cómo «pica» la conciencia!… Sigue con un microrrelato Sobre las ocho treinta escuchó por primera vez el golpe seco de un cuerpo al caer sobre la roca. A […]