Tratado

Conversión de San Pablo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, media: 4,29 de 5)
Cargando…

Pablo dirá refiriéndose a su conversión camino de Damasco: «cuando aquel que me eligió desde el seno materno y me llamó por su gracia se dignó a revelar en mí a su Hijo, para que lo Anunciara entre los paganos…»(Gal. […]


El viejo abuelo y el nieto

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 4,50 de 5)
Cargando…

VIRUTAS DE MADERA PRECIOSA:  El fracaso, valientemente aceptado, nos ayuda a ser más nosotros mismos, a ser más hombres. Es la puerta necesaria del éxito futuro, del triunfo final. Un cuento de Tolstoi  Una buena manera de enseñar a discernir […]


Anécdotas de esperanza ante el fracaso

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

FRACASO EL GENERAL SANJURJO Se sublevó contra la 2ª República en Sevilla el 10 de agosto del 1932. Su intento no tenía el respaldo popular y fracasó. Durante el consejo de guerra que se le hizo le preguntaron: «¿Con quién […]


Estudiar: algo más serio de lo que parece

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Estudiar con tesón   Para  Josemaría Escrivá, el estudio es una «obligación grave»;[i] hasta el punto de no considerar a una persona como «buena» si descuidara este deber imperioso:  «Frecuentas los Sacramentos, haces oración, eres casto… y no estudias… -No […]


San Chorizo o el poder de la conciencia

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

No era un día cualquiera. Nuestro protagonista, un reputado profesor de la universidad sueca de Umea que ha preferido permanecer en el anonimato, acababa de pasar por el quirófano para ser tratado de una dolencia menor. Hastiado de las interminables […]


EDUCACIÓN SEXUAL DE LOS NIÑOS: CASA/ESCUELA

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 3,67 de 5)
Cargando…

Jose, un padre excelente, se sorprendió al oír una conversación entre su hija María y su hijo José de 8 y 6 años respectivamente. Era bastante cruda, propia de los niños de esa edad… – No se llama pene… se […]