Ocurrió de la noche a la mañana. Todos los pobladores varones de la Península Ibérica fueron exterminados abruptamente hace 4.500 años en una gigantesca masacre colectiva. Las investigaciones genéticas de un estudio del profesor David Reich de la Universidad de Harvard publicado en New Scientist demuestran el reemplazo completo del genoma masculino ‘Y’ que hasta entonces había sido habitual en lo que se conoce como España y Portugal debido a una serie de acontecimientos presumiblemente causados por una «conquista violenta». No hay datos acerca de la mujeres pero, según los autores del estudio, no debieron correr mejor suerte.

¿Quiénes fueron los ejecutores de aquella matanza? Según los investigadores, se trataría de pueblos del Caúcaso conocidos genéricamente como yamna (yamnaya) que habrían irrumpido en sucesivas oleadas en Europa hace alrededor de 5.000 años y sustituido en apenas unos centenares de años las culturas de los diferentes habitantes nativos del continente. «Aquellos invasores se expandieron por un vasto territorio desde Mongolia a Hungría y Europa, y son los principales contribuyentes primarios más importantes a los europeos de hoy», explica Reich en New Scientist.