La muerte acecha, debemos andar preparados

Un periódico le cubría por completo y, delante de él, un camión detenido. La muerte rondaba y quise escapar del lugar, pero era demasiado tarde. Ella ya me había visto y se empecinó conmigo. Francisca ponte el cinturón, dije mientras eché a andar el auto lo más rápido que pude. Pero su sombra me siguió…
Leer anécdota


El valor de una tortilla

Cuando hay medida todo lo pequeño sabe a mucho, todo lo bueno se paladea. Las cosas toman su valor. EL VALOR DE UNA TORTILLA (Contado por el Gran Viajero, Psiquiatra). Ya hace mucho que uno de mis conocidos Viajeros me explica fragmentos de su intensa vida pasada (cuando la desorganización ocupaba toda su mente). Se escapó…
Leer anécdota


Tenemos libertad para usarla bien

Un joven suizo obtiene y pierde el permiso de conducir en un día No es una noticia de suicidio (en el sentido de matar a un suizo, jaja) sino de uso responsable de la libertad.sigue en leer más … Un joven suizo que acababa de obtener el permiso de conducir lo perdió horas más tarde…
Leer anécdota


Tomarse el descanso en serio

Mens sana in corpore sano decían los romanos.Para un buen trabajador debe haber un buen descanso. Es importante encontrarlo y tomarlo en serio… SUS COMPAÑERAS DICEN QUE ESTA TRASTORNADA Una monja intenta escapar del convento Siervas de María arrojándose por la ventana Lanzó un colchón y unos mil rollos de papel higiénico para amortiguar la…
Leer anécdota


Cumplir las promesas

Lo que más cuenta no es lo que se promete, sino lo que se cumple. De ahí que debamos ser cuidadosos con lo que prometemos, no sea que no podamos cumplirlo.En leer más… encontrarás la historia verídica de un hombre que cumplió una promesa imposible… UN ESPAÑOL RECORRIÓ A PIE 200.000 KILÓMETROS DURANTE DOCE AÑOS….
Leer anécdota


Quitar la ocasión (anécdota de castidad)

Contaba un clérigo la anécdota de los trescientos, como consejo para vivir la virtud cristiana de la castidad, que se podría poner hoy como: 1. Vivir a trescientos kilómetros de la novia o novio, 2. mirar internet junto con trescientas personas y 3. ponerse trescientos botones en el pantalón, para desanimarse desabrochando, si llega un…
Leer anécdota