Poema del Renunciamiento

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, promedio: 4,86 de 5)
Cargando…

Pasarás por mi vida sin saber que pasaste. Pasarás en silencio por mi amor y, al pasar, fingiré una sonrisa, como un dulce contraste del dolor de quererte… y jamás lo sabrás. Soñaré con el nácar virginal de tu frente; soñaré con tus ojos de esmeraldas de mar; soñaré con tus labios desesperadamente; soñaré con…
Leer anécdota


Amar sintiéndonos acompañados

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Un amigo es un báculo (gayato, bastón, muleta…) en el camino. Para seguir adelante (perseverar) uno necesita a veces de cierta empatía. Precisamos de la compañía de alguien que nos entienda y que aleje de nosotros la soledad. Esta es la historia… Este es el tema de fondo del siguiente cuento del argentino Jorge Bucay….
Leer anécdota


Cómo ser buen profesional y que nadie hable mal de ti

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 4,00 de 5)
Cargando…

Un homenaje a los buenos profesionales, que sobresalen en este imperio del mediocre. MATÍAS PRATS ÍNTIMO El presentador del que nadie da malas noticias Lleva 31 años delante de las cámaras, nunca ha estado en el paro y su fuerza como comunicador ha crecido a medida que pasaba el tiempo. Tanto, que desde hace dos…
Leer anécdota


La lagrima de una madre (Alejandro Magno) – Dificultades, murmuración

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 3,00 de 5)
Cargando…

Lágrimas de madre… La madre de Alejandro tenía un genio tremendo y le reprendía muchas veces con toda furia. Pero Alejandro siempre lo llevaba mansamente. Para su madre siempre tenía muchos regalos y presentes que enviaba cuando marchaba alguien para Atenas. Pero nunca permitió a su madre mezclarse en política ni en sus tareas de…
Leer anécdota


El último día (Pobreza)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

No ser ambicioso representa dinero; no tener la pasión de comprar es una renta; pero estar contento con lo que se tiene es la riqueza más grande y más segura. Cicerón, Marcus Tullius Cicero (106-43 a. C.); político y escritor latino. Y ahora una anécdota sobre la virtud de la pobreza cristiana… El último día…
Leer anécdota


Madre, la Obra Maestra (Amor, desinteres, entrega…)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Estaba Dios en su taller de orfebre, trabajando arduamente en su ultima creación, cuando de repente, un grupo de ángeles, intrigados por su afanosa entrega se atrevieron a interrogarle: ? ¿Qué hace señor? Estaba Dios en su taller de orfebre, trabajando arduamente en su ultima creación, cuando de repente, un grupo de ángeles, intrigados por…
Leer anécdota


El último día (Pobreza cristiana)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Sonaron cinco campanadas. El prior había reunido a todos los frailes. Miró pensativo por la ventana, divisando un trozo de la campiña inglesa. -Hermanos, debo daros una mala noticia: hoy será por economía, el último día que tomemos el té. Seguidamente se sirvió éste. Thomas, el novicio, paladeó hasta la última gota, como despidiéndose de…
Leer anécdota


EL BELÉN QUE PUSO DIOS (5)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

5. Las lágrimas de Dios      Maldito será el suelo por tu causa (…): Espinas y abrojos te producirá (Génesis 3,17-18).    No pongáis triste al Espíritu Santo (Efesios 4,30).    Una lágrima en mayo parece un gran desorden (Pedro Salinas).       Fue un viento helado que parecía llegar de otro mun­do: de…
Leer anécdota