Bob Dylan: de Judío a Cristiano, pasando por el Rock

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (8 votos, promedio: 3,13 de 5)
Cargando…

Jesús me dio unos golpes en el hombro; me dijo: “Bob ¿por que te resistes a mi?”. Yo dije: “no me estoy resistiendo”. Entonces me dijo; “¿Vas a seguirme?”. Yo dije; “Bueno, no lo había pensado”. (Bob Dylan al público en un concierto de Mayo de 1980) BOB DYLAN SOLID ROCK-ROCA FIRME La respuesta no…
Leer anécdota


Cruzando el umbral de la vida

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 4,00 de 5)
Cargando…

Tinieblas V engo de muy lejos. ¿De dónde? Todo son tinieblas. Oscuridad aterradora. Si pudiera abrir los ojos. Razono que quiero ver. Tengo la voluntad de ver. Pero no puedo. Los párpados. ¡Oh, los párpados! Cómo pesan. No, no se mueven. ¿Estaré ciego? ¿Y dónde estoy? Puedo pensar. Estoy pensando. Y tengo frío y miedo….
Leer anécdota


Andarse con mil ojos

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

La vigilancia que una madre tiene con su pequeño en el parque es una medida de intensidad para nuestras aventuras en la selva diaria: la televisión, internet, incluso ir al cine, alquilar un dvd o ir al cine. No sería la primera vez que uno se adentra en un pantano catalán y avista un cocodrilo…
Leer anécdota


La Pobreza Cristiana

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 3,00 de 5)
Cargando…

Una mujer pobre… nos dio limosna  (pobreza y generosidad) Fuimos tres amigos a aquella casa. Tendríamos entre 15 y 16 años: esa edad en la que el corazón acoge deseos de hacer cosas grandes por los demás. Nos habíamos decidido a visitar a alguna persona necesitada para llevarle un pequeño obsequio –compramos unos pasteles-, acompañarla…
Leer anécdota


La vida es una gynkhana

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Siempre prudentes, nunca temerarios… Valemos más que lo que nos parece en un momento dado… Hay que esperar a que baje la adrenalina, a serenarse… Hemos de sufrir las pruebas de la vida sin perecer en el intento… No es que no vayamos a morir al final, pero debemos sobrevivir al mayor número de pruebas…
Leer anécdota