Si lo hubiera sabido…

Un soldado que pudo volver después de haber peleado en la guerra de Vietnam, les llamó por teléfono a sus padres desde San Francisco. “Queridos papás voy de regreso a casa, pero  voy a pediros un favor. Traigo conmigo a un amigo que me gustaría que se quedara a vivir con nosotros”. Ellos contestaron, “Nos encantaría…
Leer anécdota


Los Mártires de Sebaste

LOS 40 SOLDADOS MARTIRES DE CAPADOCIA, Mártir320 d.C. Ejemplo de fortaleza para los no creyentes.9 de Marzo El año 320 el emperador Licinio publicó un decreto ordenando que los cristianos que no renegaron de su religión serían condenados a muerte.Cuando el gobernador de Sebaste (en Turquía) leyó en público el decreto del emperador, 40 soldados…
Leer anécdota


El don de la oportunidad

Hay gente que habla metiendo la pata: a veces incluso comienzan pidiendo perdón por lo que van a decir. Más que despistados son imprudentes y deben corregirse. (pulsa en leer más…) Patrice Maurice Mac-Mahon, mariscal de Francia y presidente de la República, era hombre enérgico que no brillaba precisamente por su inteligencia. Un día, visitando…
Leer anécdota


¡Muerte al infiel!

Para salvar su vida, un converso al cristianismo en Afganistán se debe declarar loco. Así es la ley Islámica: muerte para el infiel. sigue en Leer más… El riesgo de convertirse al cristianismo en un país islámico«Mirad: ¡tiene una Biblia!» En pleno siglo XXI, todavía hay partes del mundo en las que un hombre puede…
Leer anécdota


Dar todo y ser feliz

¡POR SI ACASO…!(Generosidad)            (cfr. Mt 14, 13-21; Mc 6, 32-44; Lc 9, 10-17; Jn 6, 1-15)             Primera multiplicación de panes y peces (Jn 6, 1-15): 1 Después de esto, se fue Jesús a la otra ribera del mar de Galilea, el de Tiberíades,2 y mucha gente le seguía porque veían las señales que realizaba…
Leer anécdota


Las “injusticias” de Dios. Leyenda noruega

El viejo Haakón cuidaba una cierta ermita. En ella se conservaba un Cristo muy venerado que recibía el significativo nombre de «Cristo de los Favores». Todos acudían a él para pedirle ayuda. Un día, también el ermitaño Haakón decidió solicitar un favor y, arrodillado ante la imagen, dijo: – Señor, quiero padecer por ti. Déjame…
Leer anécdota