¿Quién no ha sufrido el síndrome de Diógenes?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 3,00 de 5)
Cargando…

Nos referimos a la intimidad de nuestra conciencia.Son muchos los que coleccionan listas negras o listas de agravios (incapaces de perdonar o de mirar hacia adelante, de pasar página). O lo que es peor: una colección de acciones inmorales de su vida pasada que les sigue a todos sitios; es más, en nuestra estulticia podemos…
Leer anécdota


Dios aprieta, pero no ahoga.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (9 votos, promedio: 4,11 de 5)
Cargando…

Libertad Digital nos ofrece esta sorprendente historia REAL: Sobrevive después de caérsele una piedra de 500 kg (sigue esta historia que podría haber tenido un desenlace mucho peor…) Una mujer campesina de Cajamarca, en la sierra norte de Perú, ha sobrevivido tras ser aplastada por una roca de 500 kilos que se le cayó encima…
Leer anécdota


Decisiones sin prisa, pero sin pausa

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, promedio: 4,60 de 5)
Cargando…

No hacer esperar en la decisión. Si al final lo voy a hacer ¿Por qué hacerle esperar?El casarse, el decidir la propia vocación profesional o, incluso religiosa, puede llegar a eternizarse en caso de no adoptar una decisión. Hay cosas que NO DEBEN ESPERAR, aunque haya que decidir a conciencia… Continúa en leer más… 4…
Leer anécdota


Un trabajador chapucero es un estafador

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (9 votos, promedio: 4,67 de 5)
Cargando…

El negocio preocupa a muchos (también a los catalanes). Hay que tenerlo en la cabeza y ser un buen profesional. De otra manera sería una estafa. TENER LA CABEZA EN EL NEGOCIO:Tanto insistió el Jordi en los problemas comerciales que le atormentaban, que el Vaticano accedió a su petición de audiencia con el Papa. –…
Leer anécdota


El cartero caradura

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

El cartero desordenado El desorden puede llegar a ser una enfermedad. Y llega a hacernos completamente ineficaces: a descuidar nuestro trabajo. Y luego, a poner un careto interesante (o disimular, que es otra forma de mentir). Como pasaba con aquel encargado de un gran almacén de perfumería de Valencia, que tenía un escondite para escaquearse…
Leer anécdota


Cómo ser buen profesional y que nadie hable mal de ti

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 4,00 de 5)
Cargando…

Un homenaje a los buenos profesionales, que sobresalen en este imperio del mediocre. MATÍAS PRATS ÍNTIMO El presentador del que nadie da malas noticias Lleva 31 años delante de las cámaras, nunca ha estado en el paro y su fuerza como comunicador ha crecido a medida que pasaba el tiempo. Tanto, que desde hace dos…
Leer anécdota