Delicado para no herir a mi amor (La Virtud de la Pureza)

Yo tengo otro sistema… (la virtud de la santa pureza) Ya no recuerdo el nombre –han pasado más de quince años- y sería incapaz de identificar a la persona protagonista de esta anécdota. Por eso la cuento con libertad. En la conversación que mantuve con un muchacho de unos 15 años, tratamos acerca de muchos…
Leer anécdota