Cómo narrar las anécdotas

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (16 votos, promedio: 4,00 de 5)
Cargando…

Las historias hay que narrarlas de tal suerte que ayuden al propio narrador y que capten la atención y el corazón de los oyentes convirtiéndolos en protagonistas y agentes de la historia narrada. Para eso es necesario narrar desde dentro, creer lo que se narra, poner vida y corazón en ello, emplearse a fondo en…
Leer anécdota


Quiénes somos

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (25 votos, promedio: 3,40 de 5)
Cargando…

Anecdonet es la historia de dos amigos que se dieron cuenta de la necesidad de encontrar maneras de expresar ideas abstractas. Como hacía Jesucristo, con una parábola, una historieta o más propiamente, con una anécdota con intención.Pensamos en que nuestra contribución era hacer el mayor bien posible sin cobrar un céntimo. Y eso era nuestro…
Leer anécdota


Los frutos de nuestras faltas

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 2,50 de 5)
Cargando…

Nuestras imperfecciones, aunque no las consintamos, contribuyen al éxito final de las operaciones.Lee la parábola más abajo (en Leer más…) MIRAR EL LADO POSITIVO Un cargador de agua de la India tenía, dos grandes vasijas, que colgaban a los extremos de un palo y llevaban encima de los hombros. Una de las vasijas tenía varias grietas,…
Leer anécdota


Ahora, a pensar (enseñando a pensar)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Hay enseñanzas que más que explicación son una invitación a pensar. (Ideal para profes de ciencias…)Esto relata el siguiente cuento de Jorge Bucay. EL MAESTRO SUFI El Maestro sufi contaba siempre una parábola al finalizar cada clase, pero los alumnos no siempre entendían el sentido de la misma…   – Maestro – lo encaró uno…
Leer anécdota


Parábola de la rosa: autoestima

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 4,33 de 5)
Cargando…

Un hombre plantó una rosa y trabajó regándola constantemente. Antes que de ella apareciese algún indicio, él la examinó y vio el botón que en breve abriría, mas notó espinas sobre el tallo y pensó: “¿Como puede una flor tan bella venir de una planta rodeada de espinas tan afiladas?” Entristecido por este pensamiento, él…
Leer anécdota


Citas de Pobreza Desprendimiento

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 2,50 de 5)
Cargando…

Pobreza Evangélica: “Si alguno quiere venir en pos de mí niéguese a sí mismo”. “Ve, vende cuanto tienes y sígueme” No importa la cantidad “No os inquietéis, en orden a vuestra vida, sobre lo que comeréis, ni en orden a vuestro cuerpo, sobre qué vestiréis” (cuervos, lirios, flores); “pues, si a una hierba que hoy…
Leer anécdota


La carretera y la alcaldesa (Dirección espiritual)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Háblales en parábolas…Muchas veces oyes que los cristianos buscan a quienes les aconsejen lo que quieren oír. Si no, cambian de consejero. En ese sentido, muchos erróneamente se dejan aconsejar de un sacerdote, pero se confiesan con otro distinto. La simplicidad de confesarse con el mismo sacerdote que nos conoce, ayuda a resolver muchos nudos…
Leer anécdota


Una locura bastante razonable (Citas citables de Joaquín García Huidobro)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 4,00 de 5)
Cargando…

  Citas citables del Chileno García Huidobro: una dosis de humanidad.   La píldora introduce, inadvertidamente, un distanciamiento, una desconfianza, puesto que una dimensión muy importante de la otra persona, su fertilidad, es vista como un peligro. Joaquín García-Huidobro; Una Locura Bastante Razonable, Editorial Andrés Bello, Santiago de Chile, 2004, p. 154. Un bocinazo equivale…
Leer anécdota