LA ORDEN (OBEDIENCIA)

VIRUTAS DE MADERA PRECIOSA:
Señor,  tengo las maletas preparadas, pero no te acuerdes todavía de facturarlas. Juan XXIII
LA ORDEN DEL CORONEL
La obediencia debe ser dócil, inteligente. 
Debe escuchar el que obedece y transmitir lo que debe…
 En un cuartel militar el coronel Montoya da una orden al comandante Ramirez: 
"mañana a las nueve habra eclipse de sol, lo cual no ocurre todos los dias. Haga salir a todos los hombres al patio, en traje de campaña, para que vean ese raro fenomeno, y yo les dare las explicaciones convenientes. En caso de lluvia, no podremos ver nada. Entoces llevara a los hombres al gimnasio". 
 El comandante transmite la orden al capitan: "Por orden del señor coronel, mañana a las nueve habra un eclipse de sol. Si llueve, cosa que no ocurre todos los dias, no se podra ver el fenomeno al aire libre, y entonces, en traje de campaña, tendra lugar el eclipse en el gimnasio".  
El capitan al teniente: "Por orden del señor coronel mañana todos los hombres en traje de gimnasia estaran a las nueve en el patio del cuartel para asistir a la inauguracion de un eclipse de sol. Como este fenómeno ocurre todos los dias, forme a los hombres con la debida anticipacion, pues el señor coronel en traje de campaña dara las ordenes de si llueve o no".  
El teniente al oficial de mando: "Mañana, a las nueve, el señor coronel en traje de campaña ecipsara el sol. Si llueve, como suele ocurrir cuando este fenomeno se presenta, mandara hacer gimnasia en el patio y sin las explicaciones de nadie".
  El oficial al brigada: "Mañana, a eso de las nueve, tendra lugar el eclipse de coronel en traje de campaña. Como eso no ocurre todos los dias, prepare a los hombres en el gimnasio y situese en la puerta hasta que el fenómeno haya desaparecido".
  El brigada al cabo: "Mañana a las nueve, el coronel en traje de gimnasia con condecoraciones dara las explicaciones necesarias de como deben comportarse los hombres en campaña cuando haya eclipse de sol. Como esto no ocurre todos los dias, los hombres en traje de lluvia saldran al gimnasio para observar tan raro fenómeno".
  El cabo a los soldados: "Mañana a las nueve y en traje de campaña todo bicho viviente estara formado en el patio del cuartel junto al gimnasio. El señor coronel, sin dar explicaciones a nadie, hara llover hasta que todo el mundo se haya eclipsado." 
 Los soldados entre si: "Parece ser que mañana, a las nueve y sin dar explicaciones a nadie van a encerrar 24 horas al coronel en el gimnasio. Todo viene porque cuando estuvo en campaña no queria hacer gimnasia los dias de lluvia y eclipse ¡Lastima que esto no ocurra todos los días!

EL CACHORRO DE TIGRE

Un cachorro, perdido en la selva, vio un tigre corriendo en su dirección. Comenzó entonces a pensar rápido, para ver si se le ocurría alguna idea que le salvase del tigre. Entonces vió unos huesos en el suelo y comenzó a morderlos.Cuando el tigre estaba casi para atarcarle, el cachorro dijo en alto:- ¡Ah, este tigre que acabo de comer estaba delicioso!El tigre, entonces, paró bruscamente y, muerto de miedo, dió media vuelta y huyó despavorido mientras pensaba para sí:- ¡Menudo cachorro feroz! ¡Por poco me come a mi también!Un mono que había visto todo, fue detrás del tigre y le contó cómo había sido engañado por el cachorro. El tigre se puso furioso y dijo:- ¡Maldito cachorro! ¡Ahora me la vas a pagar!El cachorro, entonces, vió que el tigre se aproximaba rápidamente a por él con el mono sentado encima y penso:- ¡Ah, mono traidor! ¿Y que hago ahora?Comenzó a pensar y de repente se le ocurrió una idea: se puso de espaldas al tigre y cuando este llegó y estaba preparado para darle el primer zarpazo, el cachorro dijo en voz alta:- ¡Será perezoso el mono! ¡Hace una hora que le mandé para que me trajese otro tigre y todavía no ha vuelto!

LA FUERZA DE LA ROCA

La roca

Un hombre dormía en su cabaña cuando de repente una luz iluminó la habitación y
apareció Dios. 
El Señor le dijo que tenía un trabajo para él y le enseñó una
gran roca frente a la cabaña. 
Le explicó que debía empujar la piedra con todas
sus fuerzas.
 El hombre hizo lo que el Señor le pidió, día tras día. Por muchos
años, desde que salía el sol hasta el ocaso, el hombre empujaba la fría piedra
con todas sus fuerzas…y esta no se movía. 
Todas las noches el hombre
regresaba a su cabaña muy cansado y sintiendo que todos sus esfuerzos eran en
vano.
 Como el hombre empezó a sentirse frustrado, Satanás decidió entrar en el
juego trayendo pensamientos a su mente: 
"Has estado empujando esa roca durante mucho tiempo, y no se ha movido". 
Le dio al hombre la impresión que la
tarea que le había sido encomendada era imposible de realizar y que él era un
fracasado. Estos pensamientos incrementaron su sentimiento de frustración y
desilusión. 
Satanás le dijo: "¿Por qué esforzarte todo el día en esta
tarea imposible? Sólo haz un mínimo esfuerzo y será suficiente". 
El hombre
pensó en poner en práctica esto pero antes decidió elevar una oración al Señor
y confesarle sus sentimientos: "Señor, he trabajado duro por mucho tiempo
a tu servicio. 
He empleado toda mi fuerza para conseguir lo que me pediste,
pero aún así, no he podido mover la roca ni un milímetro. 
¿Qué pasa? ¿Por qué
he fracasado? ". 
El Señor le respondió con compasión:
"Querido amigo,
cuando te pedí que me sirvieras y tu aceptaste, te dije que tu tarea era empujar
contra la roca con todas tus fuerzas, y lo has hecho. Nunca dije que esperaba
que la movieras. Tu tarea era empujar. Ahora vienes a mi sin fuerzas a decirme
que has fracasado, pero ¿en realidad fracasaste? 
Mírate ahora, tus brazos están
fuertes y musculosos, tu espalda fuerte y bronceada, tus manos callosas por la
constante presión, tus piernas se han vuelto duras. 
A pesar de la adversidad
has crecido mucho y tus habilidades ahora son mayores que las que tuviste
alguna vez. 
Cierto, no has movido la roca, pero tu misión era ser obediente y
empujar para ejercitar tu fe en mi. Eso lo has conseguido. Ahora, querido
amigo, yo moveré la roca". 
Hay una gran fuerza escondida en una dulce orden.
(Proverbio romano)

OBEDIENCIA INCOMPRENSIBLE

Obediencia

   A un sacerdote que se encontraba
atendiendo diversas labores al mismo tiempo, le encomendaron que acudiera
también a atender otra actividad de promoción rural que se realizando en
un pueblo lejano.

     Durante el
viaje hacia ese lugar, se fué preguntando y haciendose razonamientos de lo
inútil del encargo que le habían encomendado, ya que eran pocas las personas
que estaban esos días allí.
       Al
llegar al pueblo, una familia le vió y le pidió que atendiera a un anciano.
Después de la larga conversación, esa persona hizo una confesión general y pudo
también administrarle la comunión.
       Al
día siguiente esa persona murió de un infarto.

UN 40 INMENSO

Obediencia inteligente (y es que hay quien no puede aplicar el sentido
común y hay quien NO DEBE aplicarlo). Me lo contaba Jordi, de poco más
de 40 años: – Mira esta camiseta con mi efigie. Fue un detalle de mis
amigos por mi 40 cumpleaños. Veo una camiseta sin cuello blanca, con una
foto: Es su cara, jovial, con bigote (quién iba a pensar hace treinta
años que a mí me iba a parecer "jovial" un hombre de 40!!!)… En
grandes letras pone UN CUARENTA INMENSO. – ¿Y eso? El dependiente de la
tienda que entendió la orden a rajatabla y en vez de poner un 40 enorme y
con números, imprimió exactamente lo que le pedían: UN CUARENTA INMENSO…

CONSULTING THE RIGHT WAY

Obedience has many views. This is the viewpoint of CONSULTING, which is an art in itself.

Jesuit Joke

A Jesuit was in his office smoking a cigar as he prayed the Divine Office. 
His secretary noticed him smoking and asked if that was permissible. 
The Jesuit responded "I don’t know, I’ve never asked. I’ll ask my superior tomorrow." 
The next day, he reported to his secretary that "I asked my superior, and he said, 
‘Of course it’s okay to pray while you smoke!’"