Demasiada

LA SEÑORA RAFAELA

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Menuda es la señora Rafaela. Hace no mucho estaba ella tan tranquila escuchando la homilía de su cura. Porque ella es de su parroquia, aunque con el párroco de cuando en cuando se las tenga tiesas.Hablaba el sacerdote del final […]


LA HISTORIA DE ALESSANDRA BORGHESE

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 1,00 de 5)
Cargando…

CON OJOS NUEVOS (Alessandra Borghese, Ab)   Conversión    Avanzar en la vida espiritual resulta complicado mientras pienses que casi todo depende de ti, y te empeñes entonces en ir adelante a base de gran insistencia y terquedad. Se vuelve sencillo, en […]


PARADOJAS MODERNAS

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

VIRUTAS DE MADERA PRECIOSA:  EL DINERO no compra la felicidad, pero nos ayuda a buscarla más có­modamente.  LA PARADOJA DE NUESTRA ÉPOCA MODERNA                                    […]


NO TOMARSE DEMASIADO EN SERIO

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Reírse de su sombra Como es conocido, tuvo una diabetes “mellitus” muy intensa, con altas cifras de glucosa en sangre.  No solía hacer referencia a las graves molestias que le causaba esta enfermedad; en cambio, no perdía oportunidad para tomársela […]


CUANDO JESÚS SALE DE SU ESCONDITE…

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Jesús no obra milagros por encargo, aunque escucha más a los que tiene más cerca. A algunos les hace caso siempre: este es el caso de San José. Pero lo normal es que actúe sin avisar y de improviso. Esta […]


EL BELÉN QUE PUSO DIOS (15)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 1,50 de 5)
Cargando…

15. La Corona Eres toda hermosa, y no hay en ti mancha. —Huerto cerrado eres, hermana mía, Esposa, huerto cerrado, fuente sellada. Veni: coronaberis. —Ven: serás coro­nada (Cantar de los cantares 4, 7,12 y 8). Si tú y yo hubiéramos […]