Enfermo

San Alferio

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Miembro de una familia noble, Alferio nació en Salermo (Italia) en el año 930. Cayó tremendamente enfermo y le prometió a Dios que, si sobrevivía, le entregaría su vida. De este modo, se hizo monje en Cluny (Francia) y en […]


Santa Matilde

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, media: 4,20 de 5)
Cargando…

Matilde nació 895 y fue educada por su abuela paterna. Se casó con Enrique, hijo del Duque Otto de Sajonia, al que le sucedió en el cargo y tuvieron cinco hijos. Después de 23 años de matrimonio, el Rey Enrique […]


San Francisco de Asís

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Francisco nació en Asís alrededor de los años 1181 ó 1182. En su juventud llevó una vida sana. Cayó gravemente enfermo y, cuando se recuperó, combatió en el ejército. En su regreso se dedicó a la oración y un día […]


Bertran de Garrigue

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Nació en el año 1195 en Nimes (Francia) y murió en el 1230. Trabajó como sacerdote en su localidad natal e hizo su Apostolado como misionero y como soldado que luchaba con su predicación contra la herejía. Cierto día, Santo […]


San Alfonso María de Ligorio

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Nacido en la nobleza napolitana e hijo de militar, Alfonso era un alumno superdotado, atraído por la música, la pintura el dibujo y la arquitectura. Pero también era caballero de Cristo y, como misionero popular y superior general de su […]


San Juan el Ibérico

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Es originario de una familia española de la clase noble del año 1002. Trabajó como comandante, pero lo dejó todo y se marchó como monje al Monte Olimpo de Bitinia. Estaba casado y le planteó a su hijo sus proyectos […]


El gran protocolo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

«Porque tuve hambre y me disteis de comer, tuve sed y me disteis de beber, fui forastero y me hospedasteis, estuve desnudo y me vestisteis, enfermo y me visitasteis, en la cárcel y vinisteis a verme» (Mt 25,35-36).