Predicación

Misericordia con la audiencia…

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, media: 4,67 de 5)
Cargando…

El espíritu santo llena las iglesias y algunos curas las vacían…Las charlas y predicación han de ser bien preparadas, con uno o dos objetivos concretos, con ejemplos (no sólo con ideas), y sobre todo cortitas. Vamos, como las minifaldas: cortas […]


La oración del sacrificio

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (22 votos, media: 3,77 de 5)
Cargando…

«Señor: Dame una buena digestión y naturalmente alguna cosa que digerir. Dame la salud del cuerpo con el buen humor necesario para mantenerla. Dame un alma sana, Señor, que tenga siempre ante los ojos lo que es bueno y puro, […]


El verdadero drama

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (21 votos, media: 3,00 de 5)
Cargando…

Drama «No pienso amargarme la vida por perder un partido o un campeonato; un verdadero drama es tener un hijo enfermo… o no llegar a fin de mes». Carlos Bianchi[Futbolista y entrenador argentino]Extraído de aquí… La apologética es la ciencia que […]


La generosidad de San Felipe Neri

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (15 votos, media: 4,20 de 5)
Cargando…

SAN FELIPE NERY.Sacerdote y fundador. 1515 a 1595El santo de la verdadera devoción Mariana y FUNDADOR. ¿Qué caracteriza a este santo? En primer lugar, una rara combinación de piedad alimentada por la espiritualidad de los Padres del Desierto y, en segundo […]


Narración del milagro de una curación de una grave afección

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, media: 4,86 de 5)
Cargando…

Mejoría espectacular de una grave forma de estenosis de esófago (21 de abril de 1986) La siguiente historia procede de Australia. Su protagonista es Klara, nacida en la antigua Yugoslavia en 1936. Se trasladó a Sidney en 1965. Quedó viuda […]


La Cuaresma, oportunidad para entrenar el espíritu

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando…

Aquel monje mayor que vivía en desierto salía a pedir en las horas de más calor. Su cuerpo enjuto aguantaba bien el calor, pero en ocasiones debía meterse una pequeña chinita en su boca para que no se le pegara […]